Familia, ¿Un medio para vivir o un modo de vida?

Probablemente me habrá llevado mayor tiempo pensar cómo encuadrar un tema de tales dimensiones y enfocarlo a un ámbito concreto, que el simple hecho de redactarlo.

El objeto de este escrito no va dirigido a imponer un pensamiento, documentar al lector ni mucho menos tiene un fin pedagógico bajo el que sostener una teoría. Simplemente, pretende dar una opinión personal (que no personificada) y que busca despertar un sentimiento de crítica libre y respetada.

La generación española de los 90, a mi modo de ver, la generación más maleducada del último siglo. Una generación que se ha visto inmersa en un problema socio-educativo sin precedentes, que la ha diferenciado de las generaciones que abrieron la puerta democrática a España allá por los 70.

A priori debíamos estar preparados para sumarnos al mayor salto evolutivo que jamás ha conocido la historia de la humanidad. Desde que nacimos, hemos vivido en un entorno global donde han confluido avances sociales, económicos, culturales y tecnológicos y, siendo realistas, un panorama que ha luchado por “regalar” a marchas forzadas los derechos y libertades por los cuales tanto se lucharon durante la historia. Pero, muy a mi pesar, carro del cual nos hemos ido bajando poco a poco por culpa del “descoque” y la inmadurez emocional proveniente de la mayor institución educativa que ha existido jamás, la familia. Ni que decir tiene que este patrón es real, que las excepciones existen, pero que los parches aunque sanan, no terminan de curar.

Creo que antes de intentar tomar decisiones de la entidad que tiene el formar una familia, se debe ponderar en qué nivel de madurez nos encontramos al tomar la decisión, no dejándonos guiar por actos que por costumbre social nos fuerzan a tomarla a destiempo.

Y nosotros, la generación de los 90, hemos sido en nuestra gran mayoría el resultado de mezclar dos formas de educar que chocan con la fuerza que lo harían dos trenes yendo el uno contra el otro a la máxima velocidad.

Les guste o no, el síndrome postraumático que han sufrido muchos de los padres de hoy día por el hecho de haberse criado bajo la rectitud y el menosprecio a todo lo que un régimen dictatorial no aceptaba, conectado con el pensamiento progresista y libertario de otros muchos; ha dado como resultado lo que hoy día ejemplifica con más exactitud a la sociedad española:

  • Una juventud con una inseguridad emocional preocupante, con un miedo al desapego familiar y la independencia personal, que ha creado de ello una causa justificable (o no) para que muchos de vosotros debáis sufrir y responder ante ellos por tantos errores que cometisteis en el pasado.

 

  • Una juventud que en el año 2017 se culturiza en la incultura teniendo todas las facilidades para no hacerlo, y que rebaja sus prioridades a los objetivos de vida que por obligación y necesidad tenían que fijarse sus padres en épocas pasadas.

 

  • Un resultado desorbitado de absentismo escolar en distintos niveles educativos, por no haber recibido una educación de calidad no sólo en los centros docentes (que también, de tal palo, tal astilla), sino en sus propias casas, a veces desestructuradas hasta niveles extremos.

Sinceramente, ¿debemos seguir quejándonos del sistema educativo que tenemos actualmente? ¿O realmente debemos pedirles respuestas a quienes de verdad contrajeron la obligación de educarnos en los muchos y tantos valores que un centro docente nunca podría educar?

Con todo y con esto, hago una última pregunta y reflexión: ¿Es realmente la institución de la familia lo que los padres nos han intentado inculcar?

A mi modo de ver, el concepto de familia que surgió persiguiendo que ésta se utilizara como puente para formar nuevas vidas, ha terminado siendo lo contrario, el resultado de vidas truncadas en el pasado.

“A veces es mejor luchar por un sueño de forma incondicional, que pedir apoyo en sueños rotos por los que no quisieron luchar.”

 

AGR

Anuncios

Un comentario en “Familia, ¿Un medio para vivir o un modo de vida?

  1. Muy acertado juicio sobre los verdaderos responsable de la educación de la generación “millenial”, como la llaman. No se pueden lanzar los balones fuera y culpar al régimen educativo de la manera de ser de los jóvenes de hoy en día cuando muchos de estos son el arma arrojadiza de dos progenitores en separados, han sido criados por abuelos o gente contratada para ello porque ambos padres trabajan y ni pisan el domicilio familiar, etc.

    La familia como se conocía antes es una institución en vías de extinción, no por pocos motivos. Los tiempos ya han cambiado.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s